Cómo influye el estrés en nuestra salud bucal

El ritmo de vida acelerado y las preocupaciones diarias nos producen un nivel de estrés del que muy  pocos consiguen escapar y que influye negativamente en nuestra salud bucal.

BRUXISMO

Uno de los síntomas más característicos de que estamos estresados es el apretamiento o rechinamiento de los dientes: el “bruxismo”. Este problema es muy frecuente, cada vez más, y tiene consecuencias tales como: dolor de las articulaciones (ATM), dolor dentario, retracción de las encías y el hueso que sujetan a los dientes, desgastes e incluso fracturas dentarias. Los profesionales que se encargan del tratamiento del bruxismo son los especialistas en ATM (articulación temporo-mandibular).)

CARIES Y ENFERMEDAD  PERIODONTAL

Además, con el estrés se produce un descenso del  flujo de saliva en la boca, lo cual disminuye nuestras defensas frente a las caries y problemas de encías (enfermedad periodontal). Esto se agrava más cuando la ansiedad hace que tengamos que tomar medicamentos para reducirla (tranquilizantes, ansiolíticos), los cuales también disminuyen los niveles de saliva.

Los especialistas en tratar los problemas de encías son los periodoncistas y los odontólogos especializados en terapias conservadoras y prótesis se encargan de rehabilitar las consecuencias de las caries, desgastes e incluso pérdidas de piezas dentarias.

HABITOS DE VIDA PERJUDICIALES

Por último, no podemos olvidar que el estrés se asocia a menudo a hábitos poco saludables como pueden ser: una mala alimentación, abuso de sustancias tóxicas (tabaco, alcohol…),o incluso cepillado dental muy agresivo, todos ellos con consecuencias dañinas para nuestra salud bucal.

SOLUCIONES

Por todo ello debemos intentar reducir en la medida de lo posible el impacto del estrés: practicar algún deporte, tener una buena alimentación, respetar  las horas de sueño, realizar actividades que nos reporten bienestar (yoga, meditación) o cultivar aficiones que nos hagan canalizar nuestra energía. También acudir a los especialistas convenientes cuando no podamos por nosotros mismos controlar nuestro nivel de estrés (médicos, psicólogos…).

TRATAMIENTOS  DENTALES EN PACIENTES QUE SUFREN ESTRÉS

Además, cuando sus consecuencias ya se han manifestado en nuestra boca, es muy importante  acudir al odontólogo para que valore el grado de afectación que padecemos y nos ofrezca soluciones. En Asisa Dental contamos con un amplio equipo de profesionales especializados y coordinados entre sí que pondrán a nuestra disposición tratamientos como son las férulas de relajación, tratamientos periodontales para las encías y  empastes o coronas de diferentes materiales para rehabilitar los tejidos duros perdidos.  Incluso en el caso de pérdida de piezas dentales podemos reponerlas con implantes de titanio.

 

Dra. Teresa Vizuete Moya