Tratamiento con Implantes dentales

¿Qué es un implante dental?

Es un “tornillo” de titanio, que se inserta en el hueso de la mandíbula o el maxilar cuyo propósito es la reposición de uno o varios dientes perdidos. Se presenta como alternativa a las prótesis convencionales, ya sean fijas sobre dientes (puentes y coronas) o removibles.

Partes de un implante dental.

Corona

Pilar

Implante

 

Planificación de la intervención

 Antes de hacer este tipo de intervención, el odontólogo debe ser informado de todos los problemas de salud y alergias. Si el paciente no está seguro, lo mejor es realizar las pruebas oportunas para ver si es necesario buscar tratamientos dentales alternativos en el caso de detección de alguna contraindicación de esta técnica.

Para planificar la cirugía, el dentista necesitará ver una tomografía computarizada que se realiza con el propósito de ver la cantidad y calidad del hueso para fijar la posición del nervio,  otras estructuras anatómicas y para establecer la longitud, el diámetro y la dirección de colocación del implante.

Colocación de los implantes.

 Existen varias técnicas

  • Convencional: en la que se realiza un corte en la encía para acceder al hueso y fijar los implantes al mismo mediante la realización con fresas de un lecho o alveolo artificial.
  • Transmucosa: en la que se salta el paso de hacer un corte en la encía. Únicamente puede realizarse en casos concretos, con rebordes oseos de gran anchura.
  • Postextracción: en la que se coloca el implante inmediatamente después de la extracción dentaria, utilizando el propio alveolo como lecho para el implante. Es una técnica que ha de preveerse y no siempre es posible realizar.

El procedimiento se lleva a cabo, habitualmente, en dos fases, una primera en la que se colocan los implantes, y una segunda (pasado un tiempo variable según cada caso), cuando los implantes estén integrados con el hueso, en la que se colocan los aditamentos protésicos que sustituirán a los dientes.

En algunos casos, previamente determinados, el procedimiento se puede llevar a cabo en una sola fase, colocándose en el mismo momento, el implante y la corona dental. Este tipo de tratamiento requiere una buena calidad y cantidad de hueso, por lo que no siempre es posible, son los llamados implantes de carga inmediata.

Ventajas de los implantes dentales.

  • Proporcionan una alternativa fija, en la mayoría de los casos, para sustituir uno, varios o todos los dientes de una arcada.
  • Conserva intactos los dientes adyacentes, evitando que estos sean tallados para la colocación de puentes.

  • Previene la reabsorción de hueso que se produce de forma automática a la pérdida de un diente.
  • Previene la movilidad de los dientes adyacentes y antagonistas tras la ausencia dentaria.

Ven a visitarnos en Asisa Dental y soluciona tus problemas de ausencia dental con la mejor calidad.

Un artículo de: Dra. Míguez y el Dr. Barrio